Milonga en el subsuelo

Autor/a: Paula Maldonado

photo
Cuando la vi el dj ya había seleccionado la orquesta Pedro Laurenz. Entró y fue directo a la mesa que tenía el cartelito "reservada". En el último Tango la invité a bailar. Su pelo sostenido rozaba en los ochos mi mejilla morena. Después torsión y ganchos, ¡sus piernas se aferraron más del tiempo 1" y 2" (látigo, había enseñado el profesor de la clase antes de la milonga) En las barridas nuestros tacos fueron retratados por un extranjero, flash (cerré como ella mis ojos encandilados). Su atuendo, mucho más sofisticado, que los retratados en la colección "Temas del Tango" se confundía con el color de mi vestido de lino. Pausa. Oí su respiración. La abrace más fuerte.

Fuente: Cortesía de Paula Maldonado


Publicaciones anteriores